Las cláusulas abusivas son estipulaciones no negociadas de forma individual que sean contrarias a la buena fe y que perjudiquen al consumidor, causando un desequilibrio importante de los derechos y obligaciones que las partes tengan en virtud del contrato. Dichas obligaciones son nulas de pleno derecho, y se tendrán por no puestas.

El pasado 21 de diciembre de 2016, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea dictó sentencia según la cual las entidades bancarias deberán devolver los intereses excesivos satisfechos por los clientes afectados por cláusulas suelo desde la fecha de firma de la hipoteca.

Las hipotecas firmadas entre los años 2001 y 2012, y con una cuota mensual que no ha disminuido en los último años de igual forma que lo ha hecho el Euribor, muy probablemente incluya una de las llamadas "cláusulas suelo".         

 LexPim Associats © 2013 Todos los derechos reservados.

 .